martes, 25 de agosto de 2015

Fuera el régimen corrupto y represor de los Alperovich y Cristina / Huelga General y Tucumanazo para echarlos e imponer elecciones libres y democráticas

Miles de personas convocadas por las redes sociales y el radicalismo tucumano se juntaron ayer en la Plaza de la Independencia, con el propósito de denunciar el fraude gigantesco que perpetró el régimen semi feudal de Alperovich para imponer a su compañero de andanzas Juan Manzur, otro de los representantes del kirchnerismo en la provincia.

Cuando la protesta llevaba más de dos horas y media, la Policía -comandada por el comisario Bustamante- comenzó a disparar gases lacrimógenos y balas de gomas para dispersar a la multitud. Mientras tanto la caballería perseguía y golpeaba a manifestantes en las calles adyacentes.

Esta marcha y la durísima represión por parte del kirchnerismo provincial es el resultado del serio cuestionamiento popular al régimen que se mantiene vigente desde hace años en la provincia, basado en el punterismo mafioso, la persecución a los sectores opositores y la entrega descarada de los recursos a los monopolios.

Por eso, como explica la crónica del Partido Obrero en su página del día de ayer, “…terminó de estallar un régimen político fraudulento, que protege a las camarillas políticas que gobiernan Tucumán en beneficio de un conjunto de intereses capitalistas que han colocado al presupuesto provincial, a la justicia, al aparato policial e incluso a las mafias delictivas a su servicio.”

En el mismo texto los compañeros indican que “La elección tucumana presentó nada menos que a 25.000 candidatos, resultado del sistema de “acoples” que contiene a grupos de punteros y hasta clanes familiares dentro del redil de los candidatos oficiales.”

“Antes y durante la elección, la multitud de listas oficializadas ha facilitado el robo o la omisión directa de boletas por parte de presidentes de mesa ligados al Estado. Ya durante el escrutinio, se impidió el ingreso de fiscales a mesas y a escuelas, con la completa complicidad de los funcionarios y de la Gendarmería.”

“El estallido de la guerra entre acoples ha conducido a la quema de todas las urnas de una localidad, como ocurrió en San Pablo. En otros lugares, la indignación de ciudadanos y fiscales ha conducido a verdaderas puebladas.”

En ese contexto, además de la represión a partidarios del jefe de la oposición burguesa Cano, fueron atacados por la gendarmería varios militantes del PO en Los Ralos cuando realizaban las tareas de fiscalización. Como consecuencia fueron detenidos los militantes Felipe Navarro y José Kobak y fueron hospitalizadas dos compañeras con golpes y fracturas.

El Frente de Izquierda tiene que ponerse a la cabeza de la denuncia del fraude perpetrado para proteger al régimen corrupto, que como dice la declaración del PO “carga sobre sus espaldas a los crímenes de los “hijos del poder” y la persistencia de la miseria social y la precarización laboral generalizadas.”


Desde esa ubicación todos los partidos del FIT, sumando a todos los sectores combativos y democráticos dispuestos a llevar la lucha hasta el final, deben plantear la necesidad de la Huelga General provincial para acabar con el régimen de los Alperovich, echar a la gendarmería de la provincia, terminar con la represión e imponer elecciones verdaderamente democráticas. 

No hay comentarios: