jueves, 6 de agosto de 2015

Declaración de Convergencia Socialista: “Renovar y Fortalecer el FIT” ya ganó

Faltan pocos días para las elecciones primarias -PASO- y a pesar de que se presentaron muchas listas, solo existen dos opciones: Por un lado la derecha, representada por los candidatos del gobierno y la oposición patronal y por el otro la izquierda, organizada en el Frente de Izquierda.

Las repercusiones de la denuncia contra Aníbal Fernández demuestran también, que las disputas internas dentro del oficialismo amenazan con desatar una crisis tan poderosa, que debilitará aun más a Cristina y -en caso de ganar- al próximo gobierno del Frente Para la Victoria.

Esta crisis va en paralelo con la que cruza a los partidos burgueses opositores, que no han logrado instalarse como alternativa. Esta situación tuvo su expresión con la caída en picada de Massa y el resultado de la segunda vuelta en Ciudad de Buenos Aires, donde el PRO casi pierde la jefatura de gobierno.

En medio de esto y de la profundización de la recesión mundial, cualquiera que triunfe asumirá sin la fortaleza que tuvieron Néstor y Cristina en los primeros años de gobierno, cuando el record de los precios internacionales de los comodities les permitía disponer de millones de dólares de reservas para hacer ciertas concesiones.

La situación internacional, la caída de los ingresos por exportaciones y el agotamiento de las cajas estatales -que vaciaron para sostener cierto nivel de consumo interno- deterioró la capacidad de maniobra del gobierno para enfrentar las últimas luchas, que han golpeado duro a la gobernabilidad capitalista.

El próximo gobierno se las verá en figuritas para aplicar el ajuste, provocando conflictos que continuarán desbordando a la burocracia, cuyos dirigentes se demostraron incapaces de frenar a los trabajadores de Cresta Roja y la 60, que triunfaron gracias a la recuperación de la democracia obrera y los métodos de lucha más radicalizados.  

En ese contexto la lista 1A “Renovar y Fortalecer el FIT…” ya ganó, conquistando un espacio muy grande dentro de la vanguardia obrera, a través de una campaña electoral ofensiva y las candidaturas de cientos de los mejores luchadores y luchadoras de las fábricas, oficinas y escuelas de todo el país.

Sean muchos o no tantos, los votos conseguidos constituirán un piso desde el cual habrá que partir para seguir batallando por la renovación del FIT, transformándolo en una herramienta para la organización del activismo, la coordinación por abajo de los conflictos y la preparación de la huelga general que derrotará a los continuadores del ajuste.

En ese sentido y con esa perspectiva, “Renovar y Fortalecer” tiene que mantenerse después de las elecciones, ampliándose a todos los compañeros, compañeras y organizaciones dispuestos a llevar a la práctica la tarea de construir la nueva dirección política y sindical que necesita la clase obrera en las actuales circunstancias.  


1 comentario:

Pulga Brizuela dijo...

Coincido con los compañeros y compañeras de CS, es fundamental la continuidad del trabajo conjunto para renovar y fortalecer el FITy poner la referencia obtenida en esta campaña al servicio de construir una gran fuerza militante en el seno del movimiento obrero, en la juventud y la mujeres.