domingo, 1 de diciembre de 2013

¿El desafío del FIT es "ser la alternativa para el 2015..."?

Claudio del Plá y Gabriela Cerrano, diputado y senadora electos por Salta en las últimas elecciones

Según el máximo referente del Partido Obrero de Salta -Claudio Del Plá- el triunfo de su partido en las elecciones de la capital salteña les plantea "el desafío es ser la alternativa de 2015". 

 Todos los que militamos a favor del FIT, e incluso la mayoría de los activistas y simpatizantes de izquierda que no lo hicieron, festejamos el resultado de Salta, ya que demuestra que la situación política avanza hacia la izquierda. Las bancas conquistadas son una expresión concreta de esa dinámica. 

 Estamos convencidos de que los diputados del FIT serán aliados de las luchas obreras y populares y pilares sobre los cuales se asentará la pelea por la defensa de las libertades democráticas y contra el Plan de Ajuste, Saqueo y Represión del gobierno y las multinacionales. 

 ¡De allí nuestro saludo fraternal y felicitaciones a los compañeros y compañeras que ocuparán estos espacios! 

 No obstante, estamos convencidos de que, centrar en la necesidad de "pelear la presidencia del Consejo Deliberante" o constituirse en "alternativa para el 2015" no va en el sentido de lo que necesita la clase obrera y el pueblo. 

Los revolucionarios no deben subordinar sus actividades a la agenda del régimen. ¡Deben aprovechar el terreno superestructural conquistado para implementar una audaz y decidida agitación a favor de la necesidad de luchar por fuera -y en contra- del parlamento al que pertenecen, como parte de una lucha contra el conjunto de las instituciones del sistema capitalista.

Lo primero que deberían haber hecho Del Pla y sus compañeros era una amplísima convocatoria a la clase obrera y el pueblo salteño para que se realicen asambleas -en las empresas, ingenios, escuelas, universidades y barrios- y voten medidas de acción directa contra el plan del gobierno, las patronales y la burocracia, que es la única manera de imponer los reclamos más sentidos de las masas. 

Lo normal para los políticos burgueses, burocráticos o frentepopulistas es que, luego de ganar un lugar en las instituciones patronales, comiencen la campaña por nuevas bancas y puestos de jerarquía dentro de las comisiones de labor parlamentaria o en las propias cámaras a las que pertenecen.
 


Desde el CCUR no estamos en contra de que los legisladores revolucionarios peleen por nuevos y mejores espacios superestructurales. Lo que decimos es que el centro de su militancia no puede pasar por esto, sino por el impulso de la movilización contra los enemigos de clase.


No hay comentarios: