martes, 9 de julio de 2013

Contra Cristina, sus candidatos y los de la oposición patronal

Comenzando julio en nuestro país, el recalentamiento político contrasta con el clima frío del invierno y la apatía electoral. De alguna manera, las hogueras encendidas en Europa, Egipto y ahora, muy cerca de acá en Brasil, están calentando la atmósfera de un mundo que alcanzó la cúspide de la globalización capitalista, anunciando con más certezas que las bolsas de Nueva York o Shangai, que la economía mundial se está acercando nuevamente al precipicio.

Frente al cataclismo que se avecina, el aumento exorbitante del pan, las naftas y todos los productos de consumo popular, sumado a la bronca por el impuesto al salario que se lleva la mitad del aguinaldo de buena parte de los laburantes, los multimedios privados y estatales se esfuerzan inútilmente por atraer la atención de la gente común, convocándola a votar en las primarias de Agosto, las PASO.  

Encima tratan de tomarnos el pelo anunciando la colocación de cámaras en las cabinas de los conductores de trenes, cuando los que fallan son los frenos y toda la infraestructura obsoleta que, por falta de inversión y mantenimiento, somete al conjunto de la población a penurias cotidianas debido al colapso del transporte, la salud y la educación.  

Esta misma gente gasta ríos de tinta, afiches y horas televisivas para promocionar candidatos oficialistas y de la oposición patronal, la mayoría de los cuales son o han sido funcionarios que fracasaron, tanto en este gobierno como en los anteriores. Los mismos que de una u otra manera, son los responsables del vaciamiento de nuestro país y del estado anémico de la economía. 

Varios de ellos se esconden detrás de nombres diferentes de los que utilizaron anteriormente, para tratar de engañar al electorado. Sin embargo no es fácil ocultar que detrás del UNEM, Podemos o Camino Popular están los que llevaron al poder al mismísimo De La Rua. Ni que hablar de Massa -apoyado por Macri, Barrionuevo y TN- Felipe Solá, De Narváez o Moyano, quienes trabajaron para la consolidación del actual modelo kirchnerista. 

Ninguna de estas fuerzas cuenta con lo indispensable para salvar al país de la crisis capitalista que nos está hundiendo, o sea un plan diferente al de Cristina. Es que todos trabajan para salvar a quienes pagan sus campañas -los empresarios, principalmente de las multinacionales- que pretenden seguir enriqueciéndose mediante la depredación de los recursos naturales, el hambre y la explotación de millones de trabajadores. 

Todos ellos/as son agentes de aplicación y cómplices de un modelo al servicio de los monopolios imperialistas, que están expoliando a nuestro país, sacándonos el gas, el petróleo, los minerales, los granos, las vacas… ¡Si hasta nos han dejado sin trigo para el y los fideos! 

Votar al Frente de Izquierda significa, además de una acción elemental de resistencia, la posibilidad de utilizar estas elecciones para potenciar la resistencia obrera y popular,  ayudando a extender y unificar las luchas contra el gobierno y su plan de ajuste, saqueo y represión.  

Por esa razón, las tribunas deben ser aprovechadas por los candidatos del FIT para decirle a las masas que no habrá salida a la crisis sin acabar con el gobierno de los capitalistas e imponer otro, de signo opuesto, el de la clase trabajadora apoyado en sus organismos democráticos de decisión. 

Desde Convergencia Socialista y la Interdistrital por un Partido de los Trabajadores, con quienes conformamos el Comité por la Unidad de los Revolucionarios, hemos decidido participar en las listas del Frente de Izquierda, con nuestros propios candidatos para, en ese sentido, para agitar con fuerza que ¡hay que luchar como en Brasil…!
 
Volver a Noticias Socialistas

No hay comentarios: