miércoles, 6 de febrero de 2013

Inflación y tarifazos... la receta de Cristina. ¡Paro nacional ya para derrotar el ajuste!


No es una sensación… son la inflación y los tarifazos

Lo que sucede es lo menos parecido a una “sensación”, ya que con el impuesto inflacionario y los tarifazos nos están robando descaradamente. Mientras tanto, las grandes empresas continúan haciéndose un festín y el gobierno, recaudándola en pala.

¡Sin embargo los de abajo no recibiremos nada de esta cantidad exorbitante de dinero que se está juntando, que irá a parar a las casas matrices de los grandes monopolios imperialistas, que son los que se están enriqueciendo a costa de nuestros sufrimientos!

En ese contexto, los anuncios de Cristina relacionados al aumento del piso del impuesto a las ganancias, constituyen una verdadera provocación. La elevación del 20% significará que los cerca de 2.300.000 asalariados que ya están sufriendo los descuentos, dentro de un par de meses perderán aun más.

Esto es así por dos razones: la primera tiene que ver con que los aumentos salariales de las paritarias estarán, casi con seguridad, un par de puntos arriba de este 20%. Y la segunda, que desde 2001 no se actualiza la “Tablita” creada por el ex ministro radical Machinea, que implica mayores tributos para los salarios más altos.

Este es un robo parecido al que están perpetrando contra los fondos de los jubilados -ANSSES- quienes acaban de recibir un “aumento” del 17%. Esto significa que el 80% de los abuelos cobrará una jubilación de $ 2165.- ¡Prácticamente lo mismo que paga un funcionario por una cena en un restaurant!

Con estas medidas, más la imposición del tope salarial para las paritarias, Cristina y los gobernadores se están jugando a profundizar el plan de ajuste, una política al servicio de los grandes empresarios, que va de la mano del saqueo sistemático de los recursos naturales, para entregárselos a los monopolios mineros, petroleros, ictícolas o sojeros.

Los trabajadores y el pueblo debemos reaccionar duramente, de manera de acabar con semejante ataque a nuestro poder adquisitivo y condiciones generales de existencia, preparándonos para seguir el camino del Parazo Nacional que llevamos adelante en 2011.  

Las decenas de cortes de calles por los cortes de luz y las huelgas reivindicativas que están teniendo lugar en distintos gremios, están abonando las condiciones para marchar en esa dirección; una situación que ya han advertido la mayoría de los burócratas sindicales, siempre prestos a evitar “estallidos” y desbordes.

Para anticiparse a los hechos, el conjunto de la burocracia -tanto opositora como oficialista- ha salido con los tapones de punta contra el impuesto a las ganancias y a exigir aumentos salariales superiores a las pretensiones de los empresarios, que son realmente magras.

Los luchadores debemos aprovechar este posicionamiento y amenazas para empujarlos a pelear, convocando la huelga general que Moyano y Michelli prometieron el año pasado. Para lograrlo hay que impulsar asambleas en todas las fábricas, oficinas y empresas.

No debemos permitir que ocurra lo mismo que en las paritarias del año pasado, donde la mayoría de los sindicatos firmó por el 20 o el 25% por un año, mientras que los precios de los productos de la canasta subieron cerca del 50 % y el transporte y las naftas más del 40%.

Pero las bases tienen que atender, junto con esto, el reclamo de la mayoría del movimiento obrero, que no paga el impuesto porque sus salarios, que han sido liquidados por la inflación y los tarifazos, son insignificantes. Para ellos hay que exigir un sueldo mínimo similar a la canasta familiar.

El papel del Frente de Izquierda

Este es un año electoral en el cual los luchadores debemos intervenir, dándole la espalda a las alternativas patronales, repudiando por igual a los ajustadores del gobierno como a los que pretenden continuar sus planes desde la oposición.

La única alternativa para eso es apoyar decididamente a las listas del Frente de Izquierda y los Trabajadores, el FIT, que propone acabar con el Plan de Ajuste, Saqueo y Explotación y construir una nueva sociedad -socialista- basada en un gobierno de los trabajadores y el pueblo.

No tenemos ninguna duda en ponernos a disposición, desde ahora mismo, de la campaña electoral del FIT, convocando a apoyar a sus candidatos y a votarlos cuando lleguen las elecciones. Si el frente de izquierda avanza, avanzará la conciencia revolucionaria de cientos de miles a lo largo y a lo ancho del país.

Pero los partidos que integran esta alianza tendrían que ponerse de acuerdo en otra cuestión, tanto o más importante que presentarse juntos a las elecciones detrás de un programa socialista: Hay que unir fuerzas para impulsar, decididamente, entre las filas obreras, la necesidad de imponer el Paro Nacional y el Plan de Lucha y de construir, al mismo tiempo, una dirección obrera consecuente que supere los límites de la podrida burocracia sindical.

En ese sentido, desde Convergencia Socialista y la Interdistrital por un Partido de Trabajadores, hemos resuelto hacer una gran campaña nacional para acercar y sumar fuerzas al FIT, de manera de extenderlo y fortalecerlo, transformándolo en una poderosa herramienta al servicio de organizar a lo más granado de la vanguardia obrera y popular.

No hay comentarios: