viernes, 7 de septiembre de 2012

Las reformas de Cristina: maniobras para perpetuarse y perpetuar el Plan de Ajuste y Saqueo

Reformas constitucionales y ampliación de la edad de votación: Maniobras demagógicas para perpetuarse y perpetuar el plan de ajuste y saqueo


Los diputados y senadores del Frente Para la Victoria han salido con todo a proponer una batería de reformas “democráticas”. Entre ellas algunas que apuntan a cambiar el Código Civil o determinados artículos de la constitución nacional. Y otras que plantean la posibilidad de que los pibes de 16 años y los extranjeros tengan el derecho a votar en las próximas elecciones.

Los socialistas revolucionarios, que desde siempre venimos luchando para que se extiendan los derechos electorales a los pibes e inmigrantes, denunciamos al gobierno por utilizar estas banderas democráticas en función de un plan reaccionario, uno de cuyos ejes pasa por perpetuarse en el poder, imponiendo la re-reelección de Cristina Kirchner.

La presidenta cuenta para eso con el apoyo de la mayoría de los grandes monopolios y bancos extranjeros que están saqueando el país, ya que para ellos constituye la garantía de continuidad del actual “modelo” económico. Cristina lo expresó muy bien, cuando les dijo que “nunca ganaron tanto como ahora…”

Por todo esto no es ninguna casualidad que junto con estas reformas Cristina haya profundizado su política represiva, atacando brutalmente a las luchas y luchadores de la mano del militar Sergio Berni y las patotas de la CGT Balcarce y Gerardo Martínez.  

El mismo gobierno que reprime salvajemente a los jóvenes luchadores, que deja correr a la policía del “gatillo fácil” y mantiene sin trabajo y educación a millones de chicos, ahora quiere arriarlos como ovejas para eternizarse y eternizar el plan económico y social que los condena a la marginalidad.

Para eso están aceitando los mecanismos del circo electoral, la “democracia” de los millonarios, que son los únicos que tienen el poder suficiente para pagar costosas campañas y espacios televisivos. ¡Una de las tantas formas que adquiere la dictadura de los capitalistas…!

Los socialistas denunciamos esta maniobra, coherente con toda la política de este gobierno, que nos tiene acostumbrado a “amagar” con la izquierda pero siempre a “pegar” con la derecha. Todas sus medidas tienen la misma finalidad: garantizarles las ganancias a los monopolios que explotan millones de trabajadores y depredan las riquezas del país. 

Los socialistas, que luchamos por una sociedad gobernada por sus trabajadores a través del régimen de la democracia directa –mediante las asambleas y los consejos barriales y fabriles– denunciamos esta nueva estafa “progresista” y llamamos a enfrentarla. Desde esa ubicación proponemos medidas mucho más democráticas que la siempre posibilidad de elegir a nuestros verdugos cada dos años.

Los jóvenes y el conjunto de la población tienen derecho a decidir qué modelo de país hay que construir: Si están o no de acuerdo en mantener las cosas como están, viviendo miserablemente, o, como proponemos los revolucionarios: ¡Si las cambiamos totalmente, expropiando a los capitalistas y liberando al país del yugo de la dependencia imperialista!

Ese debate podría desarrollarse a través de una Asamblea Nacional Constituyente –Libre y Soberana– una instancia que no inventamos los socialistas, sino que está planteada en la propia Constitución Nacional. Allí los representantes de los distintos partidos y sectores de la población están obligados a discutir estas cuestiones de fondo y darle un marco estratégico al próximo gobierno.

Todo el pueblo tendría la posibilidad de elegir si se mantiene el actual plan de ajuste y saqueo o se cambia por un Plan Obrero y Popular que comience por estatizar los recursos y las grandes empresas para ponerlas a funcionar al servicio de los trabajadores y el pueblo, construyendo fábricas, viviendas, hospitales y escuelas. Si se sigue pagando la fabulosa y fraudulenta deuda externa o, como planteamos desde la izquierda, si con esos fondos financiamos este plan alternativo.  

Para acabar con las políticas antidemocráticas y entreguistas del gobierno e imponer una salida democrática como esta hay que organizarse y pelear. Impulsando todo tipo de reuniones y asambleas en las empresas, las universidades, las escuelas y los barrios para imponerles a las centrales obreras y los sindicatos una gran Huelga General, un nuevo Argentinazo. Desde Convergencia Socialista –en el Frente de Izquierda– militamos en pos de esta perspectiva.

No hay comentarios: