jueves, 23 de febrero de 2012

Tragedia ferroviaria: ¡Empresarios, gobierno y burócratas sindicales: CRIMINALES! ¡Paro nacional para reestatizar los trenes y mandar a la cárcel a Cirigliano y a todos los funcionarios cómplices!

Imagen: Cirigliano y Cristina, una verdadera postal de la destrucción del servicio ferroviario

Una tragedia acaba de enlutar A cientos de hogares populares. Un supuesto “accidente” mató a decenas de trabajadores y lastimó a cientos. ¡Mentira, no hubo ningún accidente, sino un verdadero crimen, cuyos responsables son los dueños de la concesión, el gobierno y los burócratas sindicales ferroviarios!

Los dueños -el grupo Cirigliano- son culpables porque no han invertido un solo peso de los millones que el estado les ha girado en concepto de subsidios. Esta gente, en vez de arreglar y modernizar vías, material rodante y señalización, ha destinado ese dineral para el equipamiento de la empresa Plaza de colectivos, uno de sus negocios más rentables.

El gobierno es culpable, porque profundizó la política de destrucción del ferrocarril iniciada por los militares y continuada por Alfonsín, De la Rúa y Menem. En vez de garantizar un buen servicio, les ha entregado los trenes a los grupos económicos más concentrados, quienes ganan fortunas transportando a la gente como ganado.

También son responsables los burócratas sindicales de la Unión Ferroviaria, Fraternidad y Señaleros, porque durante todos estos años han sido cómplices de las patronales y el gobierno, beneficiándose con el levantamiento de cientos de ramales y la tercerización de buena parte del trabajo. A tal punto, que para defender sus negocios, asesinaron a Mariano Ferreyra.

Estos personajes son tan arrastrados, que en vez de parar los trenes para proteger física y psicológicamente a sus compañeros ferroviarios, garantizaron la continuidad del servicio. ¡Por eso, mientras las ambulancias sacaban los cuerpos dentro de bolsas negras, los trenes seguían funcionando… una situación que sólo pueden permitir dirigentes que ya nada tienen que ver con los intereses y los sentimientos de las bases!

Llegó la hora de que decirle basta a todos estos atropellos. ¡Hay que parar el país para que se vayan Cirigliano y demás piratas, imponiendo la reestatización del transporte ferroviario y una política de inversión real y duradera. La manera de que esto suceda es bajo el control de los únicos interesados en que los trenes funcionen eficientemente: sus propios trabajadores y los usuarios.

Moyano y la CGT acaban de declarar que están en contra de la continuidad de Cirigliano. ¡Que sean consecuentes y convoquen a un Paro Nacional para lograrlo! El problema del transporte es de todos los trabajadores, porque usamos -y sufrimos- el tren, el subte y los colectivos. Por lo tanto, tenemos que hacernos cargo, impulsando asambleas en cada lugar de trabajo para exigir el Paro Nacional, la reestatización de los trenes y la cárcel para todos los responsables: ¡La única manera de preservar nuestras vidas!

Volver a Noticias Socialistas

No hay comentarios: