martes, 3 de enero de 2012

¡Ningún luto por la muerte de Soria!
Declaración CS regional Río Negro/Neuquén


Tras el asesinato del Gobernador Soria los principales sindicatos de los trabajadores del Estado de esta provincia emitieron lastimosas muestras sentimentales: “El momento de dolor y desazón que sufre el conjunto del pueblo de Río Negro que, en su gran mayoría, encendió una esperanza para cambiar la provincia nos conmueve a todas y todos”, dicen en un comunicado de prensa Jorge Molina, Sec. Gral. de la UnTER y Luis Giannini, Sec. Gral. de la CTA Río Negro.

Los trabajadores y trabajadoras de base del estado nos preguntamos ¿Desde cuándo los representantes de los asalariados sienten “dolor y desazón” ante la muerte de un representante de los patrones? La respuesta es sencilla, desde el momento en que las direcciones de nuestras organizaciones están usurpadas por burócratas, que tienen más intereses en común con los partidos patronales y sus gobiernos, que con los trabajadores.

¿Qué muestras de “dolor y desazón” dieron estos canallas ante la ley que pone bajo disponibilidad a mas de 20.000 trabajadores estatales de planta permanente días antes de fin de año? ¿Y para con los trabajadores contratados y en negro que al día 31 de diciembre vieron caer sus contratos?

La conducción de ATE, que supuestamente se ubica en la oposición al gobierno provincial y nacional, no hizo mucho más que eso. Apenas convocó a una “jornada provincial de protesta”, una medida que fue intencionalmente desarticulada, ya que en cada localidad se llevó adelante como se quiso, vaciando de trabajadores a las actividades.

Desde que comenzaron los despidos entre los estatales, ATE no convocó a un solo plenario de delegados, ni mucho menos a un paro provincial, que sería lo elemental para empezar a enfrentar semejante ataque antiobrero y antipopular.

Lo de la UnTER (sindicato docente) como lo de la CTA de Río Negro es aún más descarado, ya que han manifestado “acordar” con la revisión de cada uno de los puestos de trabajo, argumentando al igual que el gobierno que la provincia está llena de “ñoquis”.

Por lo tanto: ¿Qué luto podemos tener quienes afrontamos las fiestas de fin de año con la posibilidad de perder nuestros puestos de trabajo y cobrando salarios miserables, mientras que el gobierno de Soria como primera medida aumentó en un 300% los haberes de todos sus funcionarios?

¡Ninguna muestra de “dolor ni desazón” podemos sentir los trabajadores ante la muerte de uno de los verdugos de Kosteki y Santillán en el Puente Pueyrredón bajo la presidencia de Duhalde? Recordemos que Soria fue el jefe de la SIDE durante ese período.

El gobierno kirchnerista, luego de haber anunciado la disolución del grupo especial de la policía, BORA, ya tuvo su primer caso de gatillo fácil: el fusilamiento de Nicolás Scorolli, un joven de Cipolletti, a manos del cabo Carrasco.

No es ninguna casualidad, ya que mantiene la misma policía asesina y corrupta que hace más de un año asesinó a tres pibes en Bariloche, que encubre y forma parte de las redes de trata, que tiene responsabilidad en el asesinato de Otoño Uriarte y en el primer triple crimen de Cipolletti.

¿Qué muestras de “dolor y desazón” deberíamos sentir ante quien derogó la ley 3.981 que prohibía la utilización de cianuro y/o mercurio, habilitando a las mineras para que contaminen a su antojo el suelo y el agua de la provincia? Este gobierno es consecuente con los planes que ordenan desde Buenos Aires: ¡La profundización del saqueo, el ajuste y la represión!

¿Por qué deberíamos sentir pena por la muerte de uno de los mejores alumnos de Cristina K a la hora de imponer el ajuste? Ahora, sin Soria, el gobierno provincial, continuará intentando la aplicación del ajuste, arrancándole al conjunto de los trabajadores sus conquistas históricas, junto al saqueo de los recursos naturales. Ya en sus primeras declaraciones, luego del entierro de Soria, el vicegobernador Weretilneck manifestó que continuará con el proyecto político del gobierno.

Por todo esto, los trabajadores y el pueblo de Río Negro no debemos enlutarnos, sino salir inmediatamente a las calles a pelear. En primer lugar los/as estatales, que debemos exigir e imponer un plan de lucha unificado a las conducciones ATE, CTA, UnTER y UPCN, en defensa de la fuente laboral y por aumento de salario para enfrentar la inflación y el ajuste, contra la derogación de la nueva ley de minería y por un plan de obras públicas para afrontar las secuelas que continúa dejando la ceniza volcánica del Puyehue.

Volver a Noticias Socialistas

No hay comentarios: