sábado, 12 de noviembre de 2011

Transformar al Frente de Izquierda en un amplio Movimiento de los Trabajadores y la Izquierda

Cerca de la medianoche del 23 de octubre y apenas conocida la tendencia general que indicaban los resultados electorales, Jorge Altamira, Cristian y Jorge Castillo pronunciaron emotivos discursos desde la ventana del “bunker” del Frente de Izquierda.

Sus palabras fueron dirigidas a una gran cantidad de militantes y simpatizantes que festejaban lo que en ese momento ya aparecía como una gran elección del FIT. Entre la multitud se encontraban compañeros y compañeras de Convergencia Socialista.

Los máximos referentes del Partido Obrero, PTS e Izquierda Socialista coincidieron con las muestras de alegría y con el mismo planteo: mantener al frente para después de las elecciones, posicionándolo como una alternativa frente a las luchas y los luchadores.

Desde CS aplaudimos estas definiciones porque estamos convencidos que la campaña electoral transformó al FIT en un importantísimo punto de referencia, una alternativa de dirección política y sindical, que hay que mantener, extender y profundizar.

Desde 2011 en adelante los trabajadores y el pueblo han peleado muy duro contra todos los gobiernos y sus respectivos planes de ajuste, pero careciendo de una conducción consecuente, combativa y democrática.

Con la aparición del FIT esto se puede empezar a resolver. La oposición patronal y burocrática ha quedado muy mal parada y en ese marco la unidad de la izquierda, que goza de una amplia simpatía entre las masas de nuestro país, se potenció.

Por eso coincidimos con Altamira: “El Frente de Izquierda ha nacido como un instrumento de desarrollo, movilización y organización de la clase obrera para terminar con la burocracia de los sindicatos, para imponer la independencia de la clase obrera y para construir un gran partido de trabajadores"

Creemos que llegó el momento de impulsar con audacia y sin sectarismos un gran movimiento o partido que organice a decenas de comisiones internas y sindicatos combativos, partidos políticos y personalidades de izquierda y miles de activistas obreros, estudiantiles, intelectuales y populares.

Un espacio amplio, que sin avasallar la identidad y autonomía de cada una de sus integrantes, avance mediante políticas de consenso, implementando el programa que se propuso para octubre, el único capaz de darle una salida al país en el marco de la crisis capitalista que sacude al mundo.

Este movimiento o partido no consistiría, desde nuestro punto de vista, una variante similar al Partido de los Trabajadores brasilero, ya que partiría de acuerdos y componentes más radicalizados que quienes dieron lugar a la organización encabezada por Lula, impulsada inicialmente por los trotskistas de nuestra corriente, el morenismo.

El proceso de luchas y la acumulación de enseñanzas políticas dentro de la vanguardia obrera de la Argentina facilitará la construcción de una organización política de masas con estas características.

Se aproximan jornadas de lucha fundamentales, concordantes con las que ya están sucediendo en Europa y el resto del mundo. No hay ninguna posibilidad de que este gobierno las evite, porque carece de un programa para resolver las reivindicaciones mínimas y los conflictos obreros continúan en ascenso.

Hay que poner en pie una organización que se proponga unificar y centralizar esos conflictos con la perspectiva de derrotar al plan del gobierno y los capitalistas e imponer un plan alternativa, obrero y popular.

Este movimiento expresaría de manera práctica a las necesidades de las masas, empalmando positivamente con las huelgas, piquetes, movilizaciones e insurrecciones que se avecinan.

Esto no significa que los partidos que lo integren pierdan su identidad, todo lo contrario, ya que dentro del movimiento todos, absolutamente todos, tendrían mejores oportunidades para crecer y ganar a cientos o miles de nuevos militantes.

El debate entre los partidos del FIT


Si bien es cierto que dentro del FIT todos han declarado la disposición de continuar unidos, existen diferencias en relación en el cómo hacerlo. El PO propone un Partido de los Trabajadores, mientras que el PTS, que también habla del PT, lo plantea como un paso hacia la construcción del “partido revolucionario”.

Izquierda Socialista, de manera más conservadora dice que “Continuar con el Frente de Izquierda arranca, en primer lugar, por el compromiso de todas las fuerzas que lo componemos de mantenerlo como lo que es, un acuerdo político-electoral.” (periódico número 206)

En principio no coincidimos con las declaraciones de IS y el PTS. Los primeros, porque limitan al FIT a un espacio de unidad electoral; los otros, porque proponen un frente revolucionario entre grupos que mantienen tradiciones, metodologías y prácticas muy distintas. Un objetivo imposible de alcanzar, pero que tampoco se condice con las necesidades de la clase obrera, que necesita respuestas políticas inmediatas.

Las declaraciones del Partido Obrero parecieran ir para este lado, cada vez que declaran, como el último periódico, que hay que impulsar “asambleas abiertas para intervenir contra la confiscación del pueblo y desarrollar el Frente de Izquierda como un instrumento de lucha y organización...” y para que “la CGT y la CTA convoquen a un plan de lucha…”

Estamos totalmente de acuerdo con este planteo. La mejor manera de darle continuidad al frente sería llevando su programa a la clase obrera y el pueblo en lucha. ¡Esa es la tarea del momento… nos ponemos a disposición para empezar a concretarlo!

Sin embargo el Partido Obrero todavía se queda en el amague, sin ir hasta el final, proponiendo lo que sería consecuente con sus propuestas pro PT: la construcción de un espacio mucho más amplio que el FIT, que incorpore a todos los sectores que coincidan con un programa obrero y socialista.

Para esto habría que seguir los pasos de lo que hicieron los partidos del frente en Neuquén, donde jerarquizaron exitosamente, la incorporación de candidatos independientes, los obreros ceramistas. La figura de Alejandro López, principal referente de Zanón, transformó al FIT en una opción mucho más amplia que en el resto del país.

Volver a Noticias Socialistas

No hay comentarios: