sábado, 10 de septiembre de 2011

El MST no debe llamar a votar en Blanco

En la última edición de El Trabajador decíamos que el MST tenía dos alternativas: O bien giraba a la izquierda, sumándose a la campaña electoral del Frente de Izquierda, o bien se derechizaba, yendo detrás de Binner.

Los dirigentes del MST optaron por lo que parecería una estación “intermedia”, llamando a votar en blanco o a anular el voto (para presidente) en las elecciones del 23 de octubre. Según estos, la decisión está basada en que ni el Frente Amplio Progresista de Binner ni el Frente de Izquierda constituirían una alternativa para los trabajadores.

No tenemos dudas que Binner no los es, como quedó demostrado durante estos últimos años de gobierno en la provincia de Santa Fe. Los funcionarios “socialistas” no beneficiaron en nada a los trabajadores y al pueblo de la provincia, sino que favoreciendo a las patronales industriales y sojeras. El propio MST reconoce esta situación, explicando el carácter de clase del gobierno de Binner.

Esta explicación, o sea el reconocimiento del carácter patronal del Frente Amplio Progresista, debería hacer reflexionar a los militantes del MST. ¡Sus dirigentes no pueden poner en plano de igualdad a quienes representan los intereses de la burguesía con los luchadores obreros y socialistas que integran las listas del FIT! No puede haber ninguna diferencia táctica que justifique semejante caracterización…

Desde hace tiempo la conducción del MST ha decidido construir un espacio tan amplio, que para lograrlo ya han decidido pasar las fronteras de clase, apoyando por ejemplo, a personajes de la burguesía como Luis Juez.

Con dirigentes “progresistas” como este cordobés, que cuenta chistes muy graciosos, pero cuando fue intendente gobernó para la burguesía, no son duros. Sin embargo lo son con los revolucionarios del Frente de Izquierda. ¡Una barbaridad desde todo punto de vista! Que se agrava si se tiene en cuenta que el trotskismo, luego de las primarias, empezó a transformarse en una alternativa para una buena parte de la vanguardia obrera y popular, superando con creces al Proyecto Sur apoyado por el MST.

El Frente de Izquierda será en las próximas elecciones de Octubre, la única opción que tendrán los trabajadores para enfrentar a los candidatos del ajuste, una alternativa que incluso puede llegar a transformarse en un punto de referencia que acerque a las masas a las propuestas socialistas.

Los militantes del MST, que todavía dicen luchar por la construcción de una alternativa socialista, deberían romper con la política de sus dirigentes, que los está llevando de fracaso en fracaso, alejándolos de esta perspectiva. El primer paso para lograr esto sería sumándose a la campaña del Frente de Izquierda.

Volver a Noticias Socialistas

No hay comentarios: